Hacemos todo lo posible por describir el color de un artículo en cada descripción que escribimos. También nos esforzamos por calibrar el color de nuestras fotografías para que reflejen el color exacto de nuestras pieles.

A pesar de ello, nunca podemos garantizar que los colores sean exactos o que coincidan debido a este simple hecho: las variaciones en los colores de la pantalla o del teléfono móvil son demasiado grandes de un dispositivo a otro.

Por eso le recomendamos encarecidamente que pida una muestra antes de comprar su tejido. Así podrá comprobar su calidad y su color exacto. Créanos, los clientes que siguen este consejo nunca se arrepienten de este paso.